viernes, 31 de julio de 2020

Biogás, quimera o realidad

El biogás es un gas combustible que se genera de forma natural durante el proceso de degradación de la materia orgánica. La producción de biogás es un medio útil de tratar residuos biodegradables. El biogás consta de una proporción que oscila entre el 50% y 70% en volumen de metano que, por otra parte, es el componente principal del gas natural. Por tanto, si el biogás es depurado adecuadamente, puede emplearse para el sector del transporte y la movilidad como si de gas natural se tratara.

Este hecho, puede resultar un factor primordial para la subsistencia y crecimiento del mercado del gas natural vehicular (GNV) en sus dos versiones: comprimido (GNC) y licuado (GNL). La principal ventaja que entraña el uso del gas natural en el sector del transporte es la disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Según los datos reportados por la asociación NGVA Europe (https://www.ngva.eu/), este sector representa una tercera parte del total de emisiones a nivel europeo y es la causa principal de la contaminación del aire en las ciudades. Los vehículos de gas, que actualmente circulan por las carreteras europeas, contribuirán este año a una disminución de las emisiones de un 20% con respecto a las que emitirían los mismos vehículos propulsados por combustibles tradicionales. Si, además consideramos que el 17% del gas empleado actualmente en Europa para el sector de la movilidad procede del biogás, la disminución de las emisiones alcanzará el 35%.

Otro aspecto básico, que también favorece esta idea, es que la infraestructura asociada al almacenamiento y la distribución de este tipo de gas (incluido el propio surtidor) es totalmente compatible con la empleada para el GNV.

Por tanto, se augura un futuro prometedor para el uso del biogás para la movilidad y transporte que será posible gracias a la creciente presencia de este tipo de surtidores en las estaciones de servicio. Surtidores que, cuando el gas suministrado procede del biogás, suministran BioGNV (BioGNC o BioGNL).

Claro ejemplo del interés que despierta el uso del biogás en otros países europeos como Francia, es la primera instalación de un surtidor Cetil realizada por Prodeval para el suministro de BioGNC. El siguiente artículo lo explica detalladamente: https://www.gaz-mobilite.fr/actus/haute-marne-plein-biognv-direct-methaniseur-agricole-2669.html